INICIO

Calle 21 No. 17 - 40, Centro,
Antiguo EMPAS

+57 (5) 2828656 - 3002828318
educacion@sincelejoaprende.edu.co

 

En la búsqueda constante de mecanismos que estimulen la inclusión, la Institución Educativa para Poblaciones Especiales (INPES), puso en marcha una estrategia pedagógica a través de la cual, estudiantes ciegos de Sincelejo, identifican con esencias aromáticas, los colores que desean utilizar para pintar sus obras de arte.

 

“Esta experiencia ha sido muy chévere, porque siento que nos están incluyendo. Yo nunca había pintado, es mi primera vez y me parece genial esta idea de colocarle esencias a los colores para poderlos diferenciar”, expresó María Elena Beltrán estudiante de noveno grado con discapacidad visual.

 

El proyecto liderado por los profesores Ledy Vizcaíno Roa y Leonid Baldovino Galvis, nació como una experiencia de percepción y emoción encaminada a estimular los sentidos y la capacidad artística de esta población.

 

“En compañía de algunos estudiantes, tuve la necesidad de utilizar esencias para cada color, entonces incluimos las esencias mas próximas a sus sentidos, como el coco, el banano, limón; cada esencia ligada al color por su naturaleza misma. Me place trabajar con este grupo porque es una necesidad tanto de la institución como del mismo municipio”, enfatizó Baldovino.

 

El arte como vehículo de inclusión

 

“Cuando me dijeron por medio de olores, yo dije, genial, no sabía que se podía, esto es increíble”, manifestó emocionado, Samuel Salazar Vergara, al mostrar sus trabajos.

 

“Miriam Mercado Pacheco, rectora del INPES, destacó la iniciativa. “Era una deuda que teníamos con esta población, estábamos dejando un poco de lado el área del arte, en hora buena a los profesores se les ocurrió. Los estudiantes están elaborando obras de arte, que bien pueden competir con cualquier artista. Estamos felices con este proyecto y ellos emocionados con la identificación de los colores”.

 

Para el profesor Baldovino, quien además es un reconocido artista plástico, el proyecto en el que participan 10 estudiantes, es un referente importante.

 

“Tenemos un gran reto de inclusión y en este momento lo estamos logrando, porque cuantos niños invidentes hay en el mundo y en Sincelejo, marginados del arte. Queremos vincular mas adelante, la parte del tacto, a través de las fibras de los indígenas Zenú”, enfatizó el maestro.